dimarts, 9 de novembre de 2010

Els tres regidors del PP de Calp deixen les seves competències però aguanten el pacte amb el Bloc

Font:Las provincias

Los populares niegan las acusaciones que les relacionan con el caso Brugal mientras el Consistorio investiga el pesaje de las basuras

09.11.10 - 00:23 - LUCÍA RONDA CALP.
Admiten que reaccionan tarde, pero los tres ediles del PP de Calp que se han visto involucrados en el caso Brugal han mostrado ahora su disposición a devolver al alcalde, Ximo Tur, las competencias que hasta ahora ostentaban en el gobierno municipal. También ofrecen sus actas de concejales al PP provincial, para que sea la dirección regional del partido quien decida si deben seguir hasta el final de la legislatura, como les gustaría, o deben dimitir y dar paso a nuevos políticos que, en principio, mantendrían el pacto PP-Bloc en el municipio.
Sin embargo, esta renuncia voluntaria se acompaña en una defensa de su «honorabilidad» ya que tanto Javier Morató como Juan Roselló y Fernando Penella niegan tener algo que ver con la trama de corrupción relacionada con la gestión de residuos en la provincia de Alicante. El alcalde calpino recibió la noticia de estas renuncias sin desvelar por el momento si las aceptará, ya que ahora está centrado en intentar «saber la verdad» de todo lo que ha ocurrido en los últimos años con la gestión de las basuras.
De hecho, el Ayuntamiento de Calp ha abierto una investigación sobre las presuntas irregularidades en el pesaje de los residuos recogidos en el municipio y, según avanzó el alcalde, se han descubierto algunos datos que le hacen sospechar que se podría haber estafado» al Consistorio con este servicio. En concreto, no son «razonables» facturas que reflejan cantidades similares en meses como enero o agosto, un tiempo en el que otros consumos, como el de agua, se duplican.
Por ello, Tur exigirá «explicaciones» a todas las partes implicadas en el proceso de pesaje de los residuos: responsables, pesadores, controladores y conductores. Una cadena en la que Tur no incluye a los políticos: «Que yo sepa ninguno de los concejales del PP ha ido nunca a ver cómo se pesa la basura».
Es más, el primer edil desliza que, desde que entró en funcionamiento la planta de transferencias, en 1998, la factura más cara que se ha encontrado de las emitidas por Colsur es la de agosto del 2007, cuando los populares ni siquiera estaban en el gobierno.
Tur barrunta que podrían haberle «colgado» al municipio la basura de otros pueblos cercanos en los que también presta el servicio Acciona, la empresa que se encarga de la recogida casa por casa. Entre las sospechas, toma fuerza que esta mercantil aprovechara que Calp (excepto en 2009) no disponía de un vigilante específico para verificar el pesaje y le endosara a Calp, que factura arreglo a toneladas, los despojos de municipios que le pagan un canon anual fijo por el servicio. El alcalde señaló que si sus investigaciones acaban en indicios, presentará una denuncia ante la autoridad competente.


Font:diarioinformacion

Caso Brugal
El alcalde de Calp admite que las facturas son ´excesivas´

Uno de los concejales implicados en la trama pone su cargo a disposición del primer edil y de Ripoll


ALFONS PADILLA CALP A casi nadie escapa que en el negocio de la basura de Calp hay gato encerrado. Las 80.000 toneladas de residuos que Colsur -la empresa de Ángel Fenoll que se encarga del tratamiento de la basura y su traslado al vertedero de Abanilla (Murcia)- factura al año al Ayuntamiento son una barbaridad. Así lo admitió ayer el propio alcalde, Joaquim Tur, del Bloc, quien calificó de "excesivos" las entre 6.000 y 7.000 toneladas de basura que el municipio supuestamente genera cada mes. Tur aseguró que desde julio de 2009 no se ha aprobado ninguna de las certificaciones presentadas por Colsur, que, en 2010, ni siquiera ha presentado facturas. Dijo también que se ha iniciado una investigación para confirmar si ha existido un fraude en el pesaje de los residuos y, si es así, "tomaremos las pertinentes acciones legales" y se rescindirá el contrato de concesión que tiene Colsur desde 1998.
Por el supuesto pesaje "manipulado al alza" de los residuos, están implicados en la derivada calpina del caso Brugal tres concejales en activo, Javier Morató, Juan Roselló y Fernando Penella, todos ellos del PP. En el sumario se indica que, junto al ex edil de EU, Manuel Roura, y el cuñado de Roselló, Francisco Artacho (ejerció supuestamente de intermediario), recibieron de Fenoll "generosas cantidades de dinero".
El alcalde, quien gobierna con el apoyo del PP, exigió la pasada semana la dimisión de los tres ediles del PP, quienes, en principio, no estaban dispuestos a devolver de motu propio las concejalías. Pero ayer el ex alcalde y actual portavoz del PP, Javier Morató, quien se ocupa de las delegaciones de Obras y Servicios, sí que puso a disposición del alcalde sus competencias. Además, puso a disposición del presidente provincial del PP, José Joaquín Ripoll, su acta de concejal. En una carta remitida a los medios de comunicación, Morató proclamaba su inocencia, afirmaba que "jamás" ha hablado con Fenoll y se confesaba "cansado de la política". El portavoz popular, quien también es presidente local del partido, ha sido 12 años alcalde y dieciséis, concejal. En el gobierno de Joaquim Tur, es primer teniente de alcalde.
El primer edil indicó que no ha variado su opinión de que no deben continuar en el gobierno local los tres ediles supuestamente implicados en el fraude de la basura.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada